Posición FEAPV ante campaña de diagnóstico prenatal‏: Un SE BUSCA que estremece.

Publicado por on miércoles, 17 de junio de 2015

15 de junio 2015- Junto a la foto de personas buscadas por la justicia o perdidas, aparece: SE BUSCA, siempre con la intención de movilizar a la población para localizarlas, bien por ser enemigos peligrosos a quienes hay que apartar de la sociedad, o bien para ayudarles a volver a su hogar. En este caso, a quien se busca es a las personas que aún no han nacido, que tengan alguna posible deficiencia o diferencia, para avisar a tiempo, para poder eliminarlas, ya que se supone que son un horror para cualquier familia y una lacra para la sociedad.

Como se promueven las campañas de detección precoz del cáncer, así se anuncian algunos productos de diagnóstico prenatal, aunque sepan que las enfermedades que detectan, no se pueden curar por el momento y que el “remedio” que les proponen, será acabar con una vida inocente lo antes posible. Cuando menos, pasan de ser hijos por los que luchar y a quienes querer, a ser una opción.

Pero hay que darle buena imagen a esto, y trabajarse una buena aceptación social. Por eso, y el hecho añade más crueldad a esta campaña, la ternura que despierta la foto de Silvia, una preciosa niña con síndrome Down, se utiliza para anunciar el producto que permite deshacerse de personas como ella.

Es un acto de madurez y grandeza de alma, practicar el ejercicio de ponernos en lugar de los demás. Pero no se han puesto en el lugar de esta niña, a quien será difícil explicar qué hace su foto en ese cartel, ni en el de sus padres, ni en el de las mujeres embarazadas, ni de tantas personas de bien. Hasta que esta campaña ha visto la luz, han sido varios los profesionales que han dado su visto bueno. No hace falta pasarles un test para detectar la ceguera y falta de sensibilidad que se muestra hacia el ser humano.

Ante las quejas y posible denuncia contra la campaña, la foto ha sido retirada y han explicado que “un diagnóstico prenatal preciso, ayuda a los padres a su preparación de cara al nacimiento del bebé como se merece y queremos expresamente huir de cualquier otro tipo de consideración”. Sería para reírse si no se tratara de un asunto tan dramático, ya que parece ser que lo que “se merecen” el 95% de los niños con síndrome Down y otras enfermedades, es ser eliminados cruelmente de las entrañas de su madre por medio del aborto provocado. Esta es la realidad, como lo es que la noticia de que un hijo está enfermo, raras veces se da a los padres en un clima de afecto, de ofrecimiento de ayuda y de acompañamiento. Muchos padres se encuentran agobiados, sobrepasados, con miedo y toman una decisión rápida, “recetada” en ocasiones dentro de un inhumano protocolo que simula una prescripción médica razonable y después llevan en su alma una enorme tristeza y sufrimiento, incomparablemente más amarga e invalidante que si hubieran tenido a esos hijos. Esta es la verdad, vivida y contrastada, porque los que defendemos la vida y la dignidad en todas las etapas y circunstancias del ser humano, a diferencia que quienes buscan obtener beneficio económico sin mirar consecuencias, sí entramos en “otras consideraciones”, respecto a los hijos y a los padres, porque hablamos de seres humanos y no dejaremos que se normalice lo que, objetivamente, no es bueno.

De todo puede sacarse algo positivo y esta desgraciada campaña nos permite cuestionar públicamente el diagnóstico prenatal con fines eugenésicos y los negocios que propician la muerte de seres humanos. El rostro sereno de Silvia, nos anima a trabajar por una raza más perfecta, que es aquella que valora y reconoce en el día a día y en las leyes, a TODOS los seres humanos y sus derechos fundamentales, una raza generosa y creativa que cuida sobre todo a los más vulnerables, que construye, que da esperanza y que busca SIEMPRE el bien.

Alicia Latorre

Presidenta Federación Española de Asociaciones Provida

About the author

.

Comments

Comentarios cerrados

  • .

    .